¿Has cambiado de trabajo y te has quedado sin vacaciones?, ¿necesitas ahorrar y dejas la merecida escapada veraniega para otra ocasión?, ¿tus responsabilidades familiares te impiden viajar por ahora? No te preocupes, quedarte en la ciudad también puede ser un planazo. Nosotros, que estamos ubicados en Barcelona, conocemos a fondo nuestra ciudad y queremos darte unos cuantos consejos sobre qué puedes hacer para no aburrirte si te quedas. Estos son nuestros cinco consejos para pasar el verano en Barcelona ejercitando tu inglés.

1. Ir a la playa o a una piscina:
Es el clásico por excelencia. Nada mejor que refrescarse en una de las piscinas municipales abiertas hasta mitad de septiembre en la ciudad. También puedes visitar una de las playas de Barcelona, pero se abarrotan con facilidad así que el tren, el coche o el bus te pueden llevar a otras playas menos concurridas. Acompaña ese viaje con una buena lectura en inglés y así ejercitas tu reading este mes.

2. Visitar una exposición o un museo:
La exposición itinerante sobre el cantante David Bowie está abierta todo el el mes de agosto. También los museos de la ciudad abren y algunos son gratis los primeros domingos de mes o los domingos por la tarde (recomendamos consultarlo antes por Internet). Eso sí, los lunes no te acerques porque suelen estar cerrados. ¿Has pensado en hacerte con una audioguía en inglés? Así podrás ir poniendo al día tu listening mientras disfrutas del arte.

3. Ver una película en versión original:
Eso sí, en NELC no te vamos a decir que la veas doblada, porque no tendría sentido. Es una manera genial de aprender nuevo vocabulario. Por desgracia, la mayoría de cines “a la fresca” terminan la primera semana de agosto pero aún puedes llegar a ver alguna interesante película. Suelen llenarse hasta la bandera, así que no llegues tarde.

4. Hacer una ruta por la ciudad:
Te puedes convertir en un turista en tu ciudad, si te apetece. Has pensado en recorrerla en Bus Turístic, darte una vuelta por el puerto en barco o subirte a un tour en bicicleta? ¡O a pie! Aprovecha para explorar la ciudad como si no la conocieras. Seguro que descubrirás rincones que ni sabías que existían. Es posible que conozcas a turistas y puedas practicar tu speaking con ellos.

5. Visita las bibliotecas municipales:
Te hemos dado 4 planes estupendos para visitar la ciudad y practicar inglés pero si, aun así, prefieres quedarte en casa, solo te pediremos que vayas a la biblioteca más cercana que no cierre en agosto (existen, aunque no sean todas) y cojas en préstamo alguna película en inglés, un CD o un libro. Enciende el aire acondicionado o el ventilador y olvida el calor. Seguro que también te lo pasas bien y progresas con el idioma.

Esperamos que alguna de estas cinco ideas te haya gustado y que si tienes que quedarte en Barcelona, las pongas en práctica. A la vuelta de agosto, ¡nos cuentas!