931 426 072 / 73 info@nelc.es   FAQs

Hace unos meses compartimos con vosotros las mejores series para aprender inglés británico. Esta vez le toca el turno al inglés norteamericano. Estados Unidos tiene una gran producción de series de todos los tipos. Hemos escogido solo algunas para que pongas tu listening al día. Ésta es nuestra selección:

Friends

No podía faltar este gran clásico de la comedia norteamericana. ¿Quién no se ha partido de risa alguna vez con las andanzas de Ross, Chandler, Joey, Monica, Rachel y Phoebe? Estos seis amigos de Nueva York te enseñarán expresiones divertidas del inglés coloquial americano durante 10 temporadas y además de aprender inglés, te aseguramos que te divertirás.

Recomendación: intenta aprenderte “Smelly Cat” de memoria… ¡y no solo el estribillo!

How I met your mother

Otra comedia de amigos. En esta ocasión, Ted Mosby le cuenta a su hijo la historia de su vida hasta que conoció a su madre, de la que no se sabe la identidad hasta bien avanzada la serie. ¡No dejes que te hagan spoiler! How I met your mother es una serie de capítulos cortos, de trama fácilmente entendible y que no te supondrá demasiado esfuerzo comprender en versión original.

Recomendación: uno de los personajes es canadiense, con lo que verás la diferencia con el acento de los personajes estadounidenses.

Mad Men

Una de las series más aclamadas de los últimos tiempos. Situada en una agencia de publicidad ficticia en los Estados Unidos de los años 60, narra la historia de su director creativo, Don Draper, y de la gente que forma parte de su vida y su trabajo. Si lo que quieres es acostumbrarte al acento norteamericano, esta es la mejor serie para hacerlo. Cuenta con 7 temporadas de 13 capítulos cada una (excepto la última, de 14 episodios).

Recomendación: si te dedicas a la publicidad, aprenderás mucho vocabulario específico del sector. Si no, el léxico tampoco te será muy complicado.

Breaking Bad

Es considerada una de las mejores (sino la mejor) series de la historia de la televisión. Walter White es un profesor de Química de Alburquerque cuya vida da un giro de 180° al enterarse de que padece un cáncer de pulmón incurable. Su transformación en Heisenberg te atrapará desde el primer día. No te contamos más.

Recomendación: el secundario Jesse Pinkman te enseñará bastante slang y la buena dicción de White te será muy beneficiosa para acostumbrar el oído al habla norteamericana. Esta serie está recomendada para estudiantes con nivel medio-alto.

The Big Bang Theory

A estas alturas, pocos son ajenos a la historia de los científicos de Pasadena. Sheldon (posiblemente, uno de los mejores personajes televisivos de los últimos tiempos), Leonard, Penny, Wolowitz, Koothrappali y el resto de personajes no solo te contagiarán su pasión por la ciencia, los cómics y la ciencia ficción, sino que te enseñarán términos tanto científicos como palabras divertidas. ¿Quién no ha oído el término “Bazinga!” (algo parecido a nuestro “¡zasca!”) últimamente?

Recomendación: ¡no desesperes! No es una serie sencilla por la terminología que usan (menos Penny, que no es científica), pero puedes tirar de subtítulos para no agobiarte.

Por trece razones

En trece capítulos descubrirás por qué la dulce y aplicada Hannah Baker ha decidido quitarse la vida. Una serie de cintas de cassette distribuidas entre su círculo de amigos y enemigos arroja luz al misterio de un suicidio que sacude a todo un instituto. Es una serie con lenguaje sencillo y los personajes tienen una dicción muy buena, con lo que no te será nada complicado entender los diálogos.

Recomendación: es una serie para adolescentes y adultos, así que es muy recomendables para que padres e hijos la vean juntos y practiquen al mismo tiempo.

The Handmaid’s Tale (El cuento de la criada)

En una sociedad distópica y futurista, las mujeres han perdido todos sus derechos. Algunas de ellas, las criadas, son usadas contra su voluntad como procreadoras en un mundo en el que la mayoría de la población es estéril. La República de Gilead es un régimen despótico que quita de en medio a todo aquel que no siga las nuevas normas puritanas. La criada Defred (Offred, en la versión original) intenta sobrevivir para volver a ser libre.

Recomendación: aprenderás expresiones muy particulares de un mundo irreal. Capítulo aparte merece la banda sonora, con canciones que seguro que te sonarán y que puedes después buscar en Internet para comprender su letra.

Lost

Otro clásico que ya dejó de emitirse hace años. El argumento seguro que lo conoces: el vuelo 815 de Oceanic Airlines se estrella en una isla (aparentemente) desierta. El grupo de supervivientes lucha por todos sus medios para salir de allí mientras comienzan a suceder cosas extrañas a su alrededor. Lost fue todo un éxito de audiencia y quedó para siempre en la memoria de los adictos a las series.

Recomendación: muy buena si quieres diferenciar varios acentos. Los personajes son principalmente norteamericanos, aunque también hay una australiana, un británico, un escocés, un par de coreanos, un hispano, un iraquí…

Las chicas Gilmore

La ponemos la última de la lista porque si bien la serie es una comedia sencilla, no es considerada de nivel fácil. Y es que la serie está concebida para que guiones que corresponderían a cerca de una hora y media de metraje queden condensados en unos 40 minutos, lo que provocó que los dos personajes principales se caracterizaran por hablar muy rápido. Un punto para ti si consigues entender a Lorelai y Rory sin subtítulos.

Recomendación: si tu comprensión escrita es buena, prueba a poner los subtítulos en inglés.

Junto a las series que te sugerimos en nuestro anterior artículo, estamos convencidos de que tu inglés mejorará y aprenderás vocabulario, al mismo tiempo que te lo pasas bien.