Hemos invitado a Claire Balch, socia y profesora de NELC, a compartir sobremesa con nosotros. Claire es una de las más veteranas del equipo, con 33 años de experiencia a sus espaldas y oriunda de Reading, un pueblo del sureste de Inglaterra situado al lado del Támesis que, como dice ella, “no es ni muy bonito ni muy interesante pero en 25 minutos estás en Londres y en 30 en Oxford y si lo que te gusta es el campo, llegar a Berkshire Downs es sumamente fácil”.

Pero empecemos por el principio.

Claire, ¿té o café?
Me temo que en esto soy muy inglesa. Tomo té. Negro, sin azúcar y con sólo una gota de leche.

¿Cuándo llegaste a Barcelona?
Llegué aquí en 1987, previo paso por Madrid.

Dinos tu palabra inglesa favorita.
Sapphire” porque es una palabra preciosa. También me gusta “game-changer“, porque es fuerte e implica progreso, innovación y esperanza. Otra palabra que me encanta es “fabulous” porque es simplemente fabulosa ¿no crees?

¿Y la que menos te gusta?
Awesome“, se abusa de ella.

Alguna anécdota que te haya pasado dando clase.
Me han pasado muchas, pero una vez se me rompieron los pantalones en medio de clase y tuve que seguir como si nada, con parte de mi nalga derecha amenazando a aparecer de debajo del suéter que me había atado en la cintura para disimular. De todas formas, los mejores momentos son los que crean los mismos estudiantes cuando me hacen reír y nos lo pasamos bien en clase. Algunos momentos súper divertidos nacen espontáneamente cuando los estudiantes se involucran mucho en su papel cuando hacemos juego de roles o cuando defienden sus posiciones en un debate de forma muy acalorada.

¿Qué es lo que más te gusta de dar clases en NELC?
Para empezar, la variedad de las clases que ofrecemos. Puede ser un curso de inglés general o un curso para mejorar las habilidades de comunicación como presentaciones orales o ayudar a los profesores universitarios a preparar sus conferencias en inglés. Además tenemos plena libertad para enseñar según el estilo de cada uno. En NELC no solemos seguir un libro, así que esto me permite concentrarme en las necesidades de la clase y tratar de crear material que es útil e interesante para esos alumnos en particular. Como trabajamos con grupos pequeños, realmente llego a conocer a los estudiantes y a trabajar de cerca con ellos. Es muy gratificante ver cómo mejoran y comienzan a crecer y a ganar confianza a medida que empiezan a utilizar el inglés de manera más natural.

¿Qué ofrece NELC que no ofrecen otros centros de idiomas?
El formato intensivo de las clases permite que los estudiantes progresen mucho más rápido. Todos los profesores estamos muy dedicados a las clases y pasamos mucho tiempo preparándolas. También tenemos Moodle, el soporte online que hemos desarrollado y todo el profesorado está muy motivado para superarnos y seguir aprendiendo para estar al día con los últimos avances en enseñanza. Nuestros alumnos siempre comentan que las clases son muy activas y dinámicas.

Qué canción escuchas para motivarte.
Me encanta Just like heaven” de The Cure. No sólo me motiva sino que me pierdo completamente en la melodía. También me motiva Atomic” de Blondie, “Never Let Me Down Again” de Depeche Mode y “True Faith” de New Order.

¿Nos recomiendas un libro?
Cualquiera de Kate Atkinson.

¿Y una película?
Boyhood”. Es una gran película y la idea de filmar a los mismos actores durante 12 años me parece muy original. 

¿Cuál es el plato de tu país que más echas de menos?
Hay muchos. La buena comida inglesa puede ser excelente. Cuando voy a Inglaterra ya no visito Reading, ahora voy al sur oeste, al condado de Devon. En el campo hay algunos pubs maravillosos donde te sirven una comida magnífica, como el pastel de carne y cerveza inglesa (steak & ale pie). A menudo también paramos en Cornwall para comer “fish & chips” y por supuesto vamos a Dartmoor a tomar el té y disfrutar de pastas con mermelada de frambuesa y una especie de nata cuajada llamada clotted cream.

¿Cuál es tu plato preferido de la gastronomía local?
Soy una entusiasta de la comida y elegir solo un plato es difícil. A veces lo más sencillo es lo más delicioso: una rebanada de pan bueno con aceite de oliva, anchoas de L’Escala, aceitunas negras de Aragón y jamón extremeño, regado con un buen vino tinto del Montsant… ¡la perfección!

Tu lugar favorito para perderte en Barcelona.
Mi piso en el Borne.

¿Qué haces un domingo por la mañana?
Relajarme. Quizá dormir hasta tarde, leer los periódicos del domingo, y hacer algunos Sudokus para luego ir a dar un paseo por el barrio.

Qué llevas siempre en tu maleta.
Un par de binoculares. Me apasiona estar en el campo, observar las aves y tratar de encontrar orquídeas silvestres.

¿Quién crees que debería aparecer en los billetes?
Nelson Mandela. 

¿Qué súper-poder te gustaría tener?
Me gustaría poder teletransportarme de un lugar a otro.

¿Cuál es la lección más importante que has aprendido de tus alumnos?
No te rindas nunca.

Y Claire toma un sorbo de su té que se está quedando frío y nosotros desmentimos la leyenda urbana de que los ingleses estiran el dedo meñique al levantar la taza.